26 de Setembre de 2020   
  Inici          902 909 676 - 934 126 621        turisme@vegueries.com                            

Pel nostre territori - Rutes

Recorrido por Begur. Una joya de la Costa Brava

Text: Cèsar Espona



Visitando la comarca del Baix Empordà, resulta más que imprescindible realizar un recorrido por el municipio de Begur.
Es uno de los lugares más pintorescos de la Costa Brava, y tiene diferentes y variados atractivos que nos sorprenden por todo el término.

Desde el recorrido principal por las históricas calles de la población, con multitud de elementos medievales, hasta las playas y calas del municipio rodeadas de vegetación mediterránea de con gran encanto, pasando por la obligada visita al núcleo románico de Esclanyà, siempre apoyado gastronómicamente por restaurantes con una sabrosa cocina tradicional y marinera.

 

 
Una de les torres del barrio antiguo   Fachada de la iglesia parroquial

 


El pueblo de Begur
La figura de los restos del castillo medieval de Begur domina la población, que resguardada por el montículo que forma junto al mar, presenta una personalidad histórica formada por las reminiscencias de pescadores, navegantes, piratas y artesanos.

Esta identidad se deja ver en sus calles y callejuelas que presentan singulares edificios como las majestuosas viviendas coloniales de los indianos (catalanes enriquecidos en Cuba durante el siglo XIX), las cuatro torres de defensa que emergen de la población (siglos XVI y XVII), la iglesia parroquial gótica dedicada a Sant Pere, la ermita de Sant Ramón, edificios como el Ayuntamiento o el Casino cultural y la plaza Forgas.

La vista desde el castillo (original del siglo XI) es impresionante, se domina totalmente la población observando como irrumpen las torres medievales en el paisaje urbano, y tambien mirando al mar, la vista de las islas Medas es perfecta.

 

 


La vista desde el castillo es espectacular (al fondo las Islas Medas)



Las playas del municipio
El municipio cuenta con una serie de playas que potencian aún más su encanto. Rodeadas de pinar, algunas de ellas aún conservan antiguas barracas de pescadores, y las barcas sobre la arena sugieren, en muchos casos, imágenes de marinas pintadas al atardecer.

Las playas son: la del Racó, la de sa Riera, Aiguafreda, Aiguablava, Fornells, Plànols, sa Tuna, platja Fonda y la cala de la Illa Roja (la única nudista).

 

 

 
Un rincón pintoresco entre las calles de Begur   Restos de matacán en la torre del Castell d'Esclanyà

 


El núcleo de Esclanyà
No podemos perdernos un pequeño paseo por el núcleo románico de Esclanyà, a pie de carretera y al que se accede por un pequeño puente. El pueblo se articula alrededor de su iglesia de Sant Esteve original del siglo X, aunque su estructura actual corresponde al siglo XIII.

Lo que más destaca en la población es la torre del homenaje del antiguo castillo de Esclanyà del siglo XIII, de planta rectangular con multitud de saeteras y otros elementos defensivos.